Mis primeros cupcakes y popcakes

¡Feliz martes!

 Continuo de baja laboral; primavera es la peor época para este tipo de enfermedades. En general, la astenia primaveral nos afecta a todos en general, por eso es natural que lo resientan más aun aquellos cuya salud no es la más vigorosa del mundo. Pero bueno, como dice el proverbio, no podemos decidir qué viento soplará, pero sí tratar de manejar el timón y las velas.

 Como dije, para entretenerme durante las horas que me quedo sola en casa esperando que llegue mi marido del trabajo, decidí iniciarme en la repostería creativa; es lo que hice ayer, y hoy os relato mi experiencia.

 Lo primero que hice fue navegar por internet, para ver qué recetas relativamente fáciles podía encontrar. Yo ya sabía hacer unos muffins que a mi marido y a mis hermanos les encantan, por lo que sólo debía averiguar cómo se hacía “lo bonito de arriba del cupcake”: así soy yo, desde pequeña dando explicaciones gráficas en lugar de averiguar los nombres adecuados para cada cosa. En esta página descubrí que a eso se le llama “buttercream”:

ImagenSeguí buceando, porque no quería quedarme con la primera receta que me encontrara por internet. Entonces descubrí que existe una cosa llamada “cake pop”. Soy muy disléxica, y todavía sigo confundiéndome con los “cupcake”; a veces los llamo “cup pop”, o “pop cake”, y así sucesivamente…Imagino que algún día conseguiré llamar a cada cosa por su nombre.

 Busqué en google cómo hacer cake pops, y encontré este video, que me resultó muy útil Así fue cómo averigüé que los ingredientes que se usan para hacer cake pops y cupcakes son muy parecidos, por lo que me dije: ¡HAGAMOS LOS DOS! Sí, me corroe el ansia viva…

 Así que nada, me puse a preparar muffins, con la idea de dejar unos para decorarlos como cupcakes, y otros para desmigarlos y preparar cakepops. La receta que usé fue la infalible que me confesó una vez una chica francesa con la que viví (bendita Valerie, es súper sencilla y siempre sale bien):

 Ingredientes:

100 gramos de azúcar

110 gramos de chocolate para postres

50 gramos de mantequilla

70 gramos de harina de repostería

3 huevos.

Yo incorporé a la receta un poquito de levadura, pero muy poco (una vez eché un sobre entero y menudo desastre se armó).

 

La preparación no puede ser más sencilla:

  1. Se mezcla el azúcar con los huevos.
  2. Se añade la harina, con el pellizquito de levadura.
  3. Se funde el chocolate junto con la mantequilla. Para evitar que el chocolate se pegue al fondo, lo que hago es poner la mantequilla en láminas en el cazo, y encima el chocolate.
  4. Se mezcla todo, y se pone a hornear en los moldes 15 minutos a 180º.

 Lo siguiente fue preparar el buttercream, siguiendo la receta del chico del video de los cakepops que he dejado arriba:

 Ingredientes:

125gramos de mantequilla

3 cucharaditas de leche

1 cucharadita de extracto de vainilla

225 gramos de azúcar glass

 Preparación: echar todos los ingredientes en un bowl, con excepción del azúcar, del cuál se echa sólo la mitad, para ir añadiendo más adelante, según la consistencia del buttercream nos lo vaya exigiendo.

 He de comentar que con esta receta sale una cantidad ingente de buttercream; en concreto, a mí me sirvió para decorar seis cupcakes y para hacer como diez cake pops.

 Una vez tuve el buttercream, me dediqué primero a preparar los cake pops. ¿Por qué? Porque estos requieren pasar un rato en el congelador para que no se suiciden. Sí, por lo visto, si tratas de colocarles el palito directamente a los cakepops, estos empiezan a deslizarse, atraídos irremisiblemente por la fuerza de la gravedad. Yo no quería que mis cakepops se pusieran existencialistas, porque el motivo de hacer repostería es traer alegría y entretenimiento a mi casa, jaja.

ImagenExplicaré el procedimiento para hacer los cake pops, tal y como lo hace el chico de cupcakemaniatic:

 Se desmigan los muffins.

Se mezclan las migas con el buttercream (cuidado de no pasarse con éste último).

Se amasa la mezcla,  creando bolas compactas y achatadas.

Se mete en la nevera unas tres horas, o en el congelador 45 minutos (para evitar el suicidio).

Una vez pasado ese tiempo, se sacan, y se pone a fundir chocolate de repostería.

Mojas en chocolate el extremo de un palito, y atraviesas el cakepop. (pero con cariño y diciéndole que le quieres, no vaya a suicidarse después)

A continuación, lo bañas en chocolate, y después lo dejas a secarse en un trozo de poliespan. Antes de que se secara, les eché unas bolitas de colores de azúcar, para adornarlos.

Imagen

 Cuando acabé con los cakepops, me armé de valor para hacer “la decoración bonita de los cupcake”. Tuve la suerte de que, para entonces, ya había llegado mi marido a casa. Él es muy manitas, y me ayudó a colocar el buttercream en la manga pastelera. Previamente le había dado un toque de colorante wilton, para que quedara más “pofesional”. Él decoró el primer cupcake y le quedó muy bonito. Seguí su ejemplo, aunque los míos quedaron más feitos, jaja. También a ellos les echamos unas bolitas de colores, para darles el toque final.

ImagenUna vez secos los cake pops, los envolvimos en unas bolsitas de celofán, atándolos con una cinta azul, ambas cosas compradas en el chino (¡benditos chinos!): ¡TACHÁN!

Imagen

 

Ahora sólo queda averiguar si están ricos… Los cupcakes se los daré mañana a una amiga, de regalo de cumpleaños. Los cake pops se los llevará mañana Manuel (mi marido) a sus compañeros de trabajo. Espero que no se intoxiquen, porque son médicos y podría dejar de baja al servicio completo de oftalmología del hospital! Esperemos que no ocurra, ya os iré contando…

 ¡Gracias por leerme!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s